Ps, ps, te estoy hablando a ti.
Ven, siéntate, quiero contarte algo.
Sólo por favor, no tiembles,
Que el terror humano me vuelve loco,
y aunque me encantaría,
a los invitados no se les posee, ¿verdad?

domingo, 26 de enero de 2014

Animales

© Reservados todos los derechos.


Corrió sin detenerse pero también, mirando a todas partes con desesperación. Eso, lo que tenía era que estaba desesperado, y no desquiciado. El doctor le había dicho que aquella serpiente descomunal era su vecina, quien sólo había tratado de ayudarlo; también le había dicho que el león que saltó sobre él con garras crispadas era su padre, y que el oso que estuvo a punto de asfixiarlo en un abrazo prensor se trataba de su madre. Pero él estaba seguro de que aquellos animales no eran más que eso, bestias asesinas que ansiaban devorarlo y de las cuales, necesitaba alejarse para salvar su vida. El doctor era el loco, más, si afirmabaafirmaba que él tenía esquizofrenia

3 comentarios:

  1. Ugg...

    Tormentoso

    Creo que se puede usar la palabra, "espeluznante".

    "Esquizofrenia"...
    Un mal que ha tejido terribles historias.

    ***

    ResponderEliminar
  2. Un agrado estar en tu blog.

    Que tengas un día genial.

    ***

    ResponderEliminar
  3. Y síii... Eso creo.
    A los invitados no se les posee.

    Jaja!...

    ***

    ResponderEliminar